Banner
Spanish English French German Italian Portuguese

viernes 01/08/2014

You are here: Opinión Paddock abierto Por qué ganó Marc. Y por qué ganará Jorge

Por qué ganó Marc. Y por qué ganará Jorge

E-mail Imprimir PDF
OPILacave

Por Diego Lacave

Lo que pasó en Austin no fue sólo histórico. Fue determinante para pensar cómo, y por dónde, puede ir la temporada en curso. Señoras y señores, hagan sus apuestas. Por ahora es gratis.

SPAIN 3, WORLD 0

Texas fue de nuevo español. La prensa local de Austin enarbolaba estos titulares, que Dennis Noyes tuiteó para nuestras glorias patrias. Hay pilotos yankees corriendo en MotoGP, pero para que su himno suene tres veces los norteamericanos sólo tienen la opción, visto lo visto, de organizar tres grandes premios en su imperio y poner a todos firmes en la parrilla, mientras una rubia desafina a pleno pulmón. Después, resulta que los que manejan los medios consiguen que casi nadie en el país conozca las carreras de motos europeas; y sin embargo la prueba de Valentino Rossi del Toyota de la NASCAR sale en todas las noticias nacionales, de costa a costa.

Pero todo esto es lo de menos. Lo importante para mí ahora es analizar la victoria de Marc Márquez y su pugna en la tabla de clasificación con el actual campeón. Tampoco me interesa la estadística histórica de la que se ha hecho eco hasta el destronado Freddie. Ni la de Márquez (juventud), ni la de Lorenzo (podio 100).

Marc ganó en Austin porque su fin de semana fue de libro. El engranaje de su equipo, como tiene todo bajo control, la concentración y el acierto en las decisiones clave como la elección de ésa goma trasera dura; recuerdan a los mejores tiempos de Burguess y Rossi, precisamente en la época en que estaban en HRC.

Pero aunque las carreras se ganan durante todo el finde, sólo se corren el domingo. Assen me estropea una frase pedante, pero es verdad. Y en carrera el temple de Marc fue aplastante. Para mí el punto clave no fue el adelantamiento a Dani. Llevaba un rato tomándose una coca-cola detrás de él. El momento que metió a Marc en la lucha por la victoria se produce cuando pasó a Bradl, en los primeros compases, evitando que el #26 se escapara. Y ojo: tampoco hubo hachazos a degüello, a saco y con polémicas al estilo Moto2 con Luthi hace un año.

Márquez ha despejado a su favor, con autoridad aplastante, una de las incógnitas que todos tenían desde la pretemporada. ¿Ganar? No, esto estaba claro que llegaría. Su manejo de la MotoGP: eso es lo que sorprende. Lo que los pilotos llaman “tenerla por la mano”. Es tan sencillo como tremendo: con la moto gorda Marc va mejor que con cualquier otra que haya pilotado jamás. Y lleva dos carreras disputadas.

EL GUIÓN DEL AÑO

Con esa sonrisa que recuerda al Joker de Batman, el de Cervera repite a la gente lo que dice el guión: “mi pelea no es el título”. “Ya, tronco”, contestaría yo. Si a este paso ni te vas a despeinar ganándolo. Pero no. Por fortuna, esto es muy largo. Queda mucho y existen muchos rivales en plena forma, con ganas de que seas tú el que los busque en la vuelta de honor para felicitarlos.

Dani sigue vivo pero eso sí, de dos carreras el chico nuevo ha quedado inmediatamente delante de él. Chungo, pero no definitivo; no aún. También está fuerte y se siente seguro con la RCV al límite. Valentino se estrenó en el podio de Doha pero sufrió en Texas más de lo que esperaba. Sin embargo el calendario le tranquiliza, vienen circuitos que le gustan y corre con una moto que, de nuevo, le hace feliz.

Y Jorge, claro. Sólo los que están dentro, muy dentro, de este campeonato, saben el valor que tiene el podio conseguido con la M1 en un trazado como el de Austin. Con un entorno sereno, donde destaca la mano técnica, y a la vez psicológica, de Ramón Forcada, el bicampeón de la categoría reina aprendió que los títulos se ganan en abril-mayo; y no sólo arrasando como en Qatar, sino haciendo tercero cuando toca.

Por un lado, creo que Marc tiene la moto por la mano; y por otro sé que Jorge tiene, la moto y el campeonato; porque es tan completo como el novato y cuenta con más experiencia. Márquez ha ganado en la primera oportunidad franca que ha tenido. Y Lorenzo ha demostrado una consistencia demoledora.

Hoy mi apuesta (frívola y gratuita) va por este lado: el novato ganará más carreras, y el campeón revalidará su trono. Es una parida en una semana plagada de fútbol y el regalo del CEV este próximo fin de semana en Montmeló. Y si Pedrosa y Rossi se encargan de que la cosa sea diferente, espero disfrutar igual, o más. Tú, lector, ya sabes de qué va esto. No te fíes de nadie. Pero sobre todo no te fíes de mí. Gas y Cabeza. Y a apostar…

Sigue a Diego Lacave en Twitter

 Foto: www.mircolazzari.com

Powered by SEM
Banner