Banner
Spanish English French German Italian Portuguese

domingo 23/11/2014

You are here: Opinión Paddock abierto El problema de Dani Pedrosa

El problema de Dani Pedrosa

E-mail Imprimir PDF
PedrosaMarquezQatQualy

Por Diego Lacave

Llevan buscándole un problema tras otro desde que se subió a una moto gorda. Y ahora están felices: el problema de Dani Pedrosa se llama Marc Márquez.

Los conoces bien. Trolls de twitter, comentaristas televisivos, radiofónicos o revisteros, que vienen y van… Y gentuza que se metió en esto como políticos en política, ahí tienes al “impresentable Diego Lacave ése” (pon esto en Google). Hace tiempo te dije que, aquí como en todos los aspectos de la vida, escuches a tus tripas, o mejor a tu propio corazón. Que no te fíes de nadie… pero sobre todo no te fíes de mí.

UN TIPO CON SUERTE

Corrían los tiempos del “¡Trata de arrancarlo, por Dios!” Entonces algún avezado periodista le pidió a Carlos Saínz (ya hay que ir diciendo “sénior” no por la edad, sino por el “júnior”) que se definiera a sí mismo en pocas palabras. O sea en un tuit, diríamos ahora, los más cursis. El madrileño fue tajante y, a la vez, agudo: “sólo soy un tipo con suerte”. Pero a lo que vamos:

El problema de Dani Pedrosa no han sido las lesiones.

El problema de Dani Pedrosa no es, ni mucho menos, su carácter.

El problema de Dani Pedrosa tampoco han sido los fallos mecánicos.

Dani es un piloto que está, y se mantiene, en la élite del motociclismo mundial a golpe de gas y cabeza. Y a pesar de lo que quiera decir quien sea, con todo el derecho del mundo a decir lo que le parezca, está donde está por méritos propios. Porque se ha ganado el sueldo y el puesto desde el primer día, aunque sólo (qué coño es esto de sólo) sea por levantarse, cada vez con más ahínco, cuando alguien o algo le han tumbado.

Y además se ha trabajado la suerte, y en el fondo la ha tenido. Como la tienen todos los que se dedican a esto mientras conservan la vida haciendo lo que hacen. Un Gran Premio tras otro. Carrera tras carrera, famosos o no, en MotoGP o en el Trofeo RACE. Tienes todo el derecho del mundo a meterte conmigo por teatrero, por melodramático o por imbécil (premio en la opción tres). Pero hazme un favor a mí y otro a tí mismo. Antes de empezar, quita ése póster de Marco que tienes en la puerta de tu habitación.

EMILIO, NO TIENES RAZÓN…

…O sí, ¡o yo qué sé! Arguiñano me dejó marcado en aquel papel que perpetró en la peli Airbag. Y el “wijky” irlandés, bebido ahora en Alcobendas, hace un efecto distinto. Sigo:

El problema de Dani Pedrosa no es su relación con la prensa.

Emilio Pérez de Rozas se equivoca, es mi humilde juicio… y menudo juez, yo; volviendo a criticar a Dani por su trato, por sus maneras, esta vez en los IRTA de Jerez. Es un debate estéril. Yo lo hubiera contado, o sea lo conté en la radio en Vuelta Rápida GT, con humor; porque además de no tener importancia, tampoco ofrece mucho recorrido de cara a la imagen que los aficionados tienen de él. Y muchos otros también han aprovechado el cuarto puesto de Qatar y la esperada eclosión de Marc para enterrar definitivamente al de Castellar, ahora que el de Tavullia resulta que no estaba muerto.

Dani goza de su público, numeroso e incondicional, que siempre esperará verle colocando la chapa con su nombre en la estela de los campeones de la Categoría Reina.

Gente que, como él, nunca se rendirán. Con Dani el tema es muy sencillo, de hecho está zanjado desde hace años: ¿A tí qué tal te cae, bien o mal? Eso es lo que cuenta. Mi caso es claro: siempre me gustó; y no tuve que odiar a nadie por el camino.

QUE TE GANEN, ÉSA ES LA CUESTIÓN

Vamos a ver si acabamos que tú tienes cosas que hacer:

El problema de Dani Pedrosa no reside en el hecho de que no haya ganado en MotoGP desde que debutó en 2006.

Perdón por engañarte con el titular: Dani Pedrosa no tiene ningún problema. Ya te dije que no te fiaras de mí.

Desde 2006, y antes incluso de subir definitivamente a competir en la élite, Dani siempre se ha batido con un montón de pilotos más completos que él. Así de sencillo. Ojo, no mejores, eso de “mejor” no sé lo que es, simplemente más completos. Pero muchos, siempre. Y a la mayoría les ha ganado, salvo a cuatro, en la lucha por el Título. Esos cuatro le ganaron en siete ocasiones; casi siempre primero a él y después al resto de la parrilla. Y ahora le batieron tres, en una carrera alumbrada a golpe de petróleo, la primera de un año en el que va a pasar cualquier cosa. Empezando por Austin este mismo finde. Sólo espero que pasen cosas buenas, gane quien gane.

Hace mucho tiempo que escuché decir a los que de verdad saben de motos que Dani siempre vuelve; y siempre con más fuerza. Yo me lo creo. Qatar ha sido una maravilla de Gran Premio, para los aficionados y para esos tres (¡qué tres!) que se subieron al podio. La carrera no fue buena para Dani, pero sólo ha sido un bache, no es ningún problema. Un problema, barrunto con cariño porque también le quiero y le echo de menos, lo tiene Stoner: cada vez que pone la tele y ve a sus rivales de siempre y a uno nuevo levantando, otra vez, esas pasiones que MotoGP había perdido. Y él pescando.

 

* @DiegoLacave se dedica a cagarla en 140 caracteres como casi todo hijo de vecino. Si decides seguirle en Twitter, no vengas a motocuatro.com a quejarte. O sí. ¡O haz lo que quieras!

Foto: www.mircolazzari.com

 

Powered by SEM
Banner